WWW.ABSTRACT.XLIBX.INFO
FREE ELECTRONIC LIBRARY - Abstract, dissertation, book
 
<< HOME
CONTACTS



Pages:     | 1 |   ...   | 2 | 3 || 5 | 6 |   ...   | 43 |

«Diseño y maquetación: Editorial Agrícola Española S.A. ISBN: 978-84-92928-10-1 Depósito legal: M-40846-2011 COMITÉS ENTIDADES ORGANIZADORAS Y ...»

-- [ Page 4 ] --

Desde el 2008 se ha superado con creces la meta de destinar al menos un 25% de los fondos asignados a países PMA, una meta expresada en el Pacto de Estado contra la Pobreza y también en el III Plan Director de la Cooperación Española. En 2008 se destinó un 37% de la AOD en DR y LcH para Países Menos Avanzados y esta cantidad llegó a representar el 40% en 2009, con un total de 125.852.529 euros.

1.7 EL FUTURO

En 2010 ha empezado una nueva forma de cooperación en Desarrollo Rural y Lucha contra el Hambre como consecuencia de la desmembración del FAD (Fondo de Ayuda al Desarrollo) en dos nuevos Fondos: El FIEM (Fondo de Internacionalización de la Empresa)5 y el FONPRODE (Fondo para la Promoción del Desarrollo)6.

El FONPRODE canalizará una parte de las actuaciones de ayuda al desarrollo efectuadas por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, incluidas las que se realicen en colaboración con los Bancos y Fondos de Desarrollo, y las contribuciones obligatorias a las instituciones financieras internacionales, competencia del Ministerio de Economía y Hacienda.

“Con cargo al FONPRODE se podrán conceder créditos, préstamos y líneas de financiación en términos concesionales y con carácter no ligado, incluidos aportes a programas de microfinanzas, así como la adquisición temporal de participaciones directas o indirectas de capital o cuasi capital en vehículos de inversión financiera, en los países prioritarios para la cooperación española, dotando así a nuestra cooperación de un instrumento que se está mostrando como un elemento fundamental para estimular el desarrollo económico. Estas operaciones no supondrán la implicación o participación del FONPRODE en la política de apoyo a la internacionalización de la empresa española, sino que deben servir de apoyo al tejido productivo endógeno de los países socios, de las distintas pequeñas y medianas empresas de economía social, atendiendo específicamente a las necesidades financieras de las inicia…La concentración progresiva de recursos en los Países Menos Avanzados (PMA), avanzando hacia el objetivo de destinar una ayuda equivalente al 0,15% de la RNB a los PMA, con una meta intermedia de al menos el 25% de la AOD geográficamente especificada a PMA antes de 2015, tal y como se recoge en el Pacto de Estado contra la Pobreza.” (III Plan Director, pg. 187).

Ley 11/2010, de 28 de junio, de reforma del sistema de apoyo financiero a la internacionalización de la empresa española. Y Real Decreto 1797/2010, de 30 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento del Fondo para la Internacionalización de la Empresa.

Ley 36/2010, de 22 de octubre, del Fondo para la Promoción del Desarrollo y Real Decreto 845/2011, de 17 de junio, por el que se aprueba el Reglamento del Fondo para la Promoción del Desarrollo.

–  –  –

tivas empresariales de las mujeres en los países beneficiarios”.

Aparte de las actuaciones que ya se venían llevando a cabo en cooperación reembolsable con el Fondo de Concesión de Microcréditos (FCM) y algunas a través del antiguo FAD, es a partir de 2010 que éstas tienen una mayor importancia. Concretamente, en 2010 se han realizado tres operaciones de cooperación financiera reembolsable

que entran de lleno en el sector DR y LcH, por las cantidades y con los Organismos que se especifican a continuación:

• 285.500.000 euros con el FIDA (Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola) • 30.769.230 euros con el Banco Africano de Desarrollo • 50.000.000 euros con el Banco Interamericano de Desarrollo Concluyendo podemos asegurar sin riesgo a equivocarnos que el futuro de la cooperación en el sector analizado pasará en los años venideros a tener una fuerte presencia de la cooperación reembolsable.

2. Cooperación universitaria y científica en la AECID. Hacia una ciencia comprometida con el desarrollo humano

–  –  –

La configuración conceptual de la cooperación científica para el desarrollo, en el marco de los compromisos internacionales en materia de cultura, es el reflejo de la larga evolución en los planteamientos de la comunidad internacional sobre la cooperación, más allá de lo estrictamente económico, y de las mutaciones sobre la concepción del desarrollo que se han producido al calor de las dinámicas y los acontecimientos de la historia reciente de la humanidad.

La comunidad científica internacional puso sobradamente de manifiesto en la Conferencia Mundial de la Ciencia de 1999, auspiciada por UNESCO y el Consejo Internacional para la Ciencia (ICSU), la necesidad insoslayable de un giro hacia una investigación científica orientada también a la consecución de un mundo más equitativo. La ciencia puede desempeñar, sin duda, un papel capital en tanto que potente motor de desarrollo; pero, de la misma forma, puede ser un catalizador —y, de hecho, así ha ocurrido tradicionalmente— en la exacerbación de las desigualdades desde una perspectiva global. Tal y como recogía el texto emanado de la Conferencia, “lo que distingue a los pobres (sean personas o países) de los ricos no es sólo que poseen menos bienes, sino que la gran mayoría de ellos están excluidos de la creación y de los beneficios del saber científico”.

La cooperación cultural se ha ido vinculando a la cooperación científica, conformando un todo integrador y un proyecto inclusivo de cooperación para el desarrollo en el ámbito de la sociedad globalizada de la información y el conocimiento, quebrando la relación dualista entre ciencia y cultura que, desafortunadamente, muchas veces aún impera en los imaginarios sociales, y que supone un “lastre en la comprensión de la tecnología como parte del saber-hacer de todas las culturas” (Martín Barbero, 2005). Hay una clara necesidad de “poner en común las conceptualizaciones básicas sobre políticas y gestión cultural en el entorno universitario” y potenciar la relación entre educación y cultura como elemento esencial en la integración del diálogo científico en el ámbito universitario (Zapata, 2007). La existencia de una Dirección de Relaciones Culturales y Científicas en la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo (AECID) es, sin duda, buena muestra de ello.





Por otra parte, el discurso sobre cooperación científica no puede caer en los triunfalismos simples del progreso mal entendido, por eso es imprescindible saber identificar la idiosincrasia de las sociedades con las que se colabora y respetar sus prioridades. Precisamente, desde la AECID se señala la necesidad de respetar y proteger los sistemas de conocimiento tradicionales, especialmente los de las poblaciones autóctonas, se reconoce la contribución de los conocimientos tradicionales a la protección del medio ambiente y a la gestión de los recursos naturales, y se favorecen las sinergias entre la ciencia moderna y los conocimientos locales. Estas premisas, deben definir las actuaciones prioritarias de nuestra cooperación.

Las actividades relacionadas con la cooperación universitaria y científica que se realizan en la AECID se enmarcan dentro de la Prioridad sectorial “Ciencia, tecnología e innovación para el desarrollo humano”. El Plan Director de la

Cooperación española 2009-2012 señala que el objetivo esperado con este sector es:

“Favorecer los procesos de generación, apropiación y utilización del conocimiento científico y tecnológico para mejorar las condiciones de vida, el crecimiento económico y la equidad social”.

El Plan Director vigente destaca el papel de la ciencia y la tecnología como motor del crecimiento económico y también su importante función en la lucha contra la pobreza. Es difícil, si no imposible, pensar en el desarrollo humano, y en la consecución de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, sin el apoyo de la ciencia y la tecnología.

El sector tiene un reconocimiento como apoyo para otros sectores y se contempla tanto el desarrollo de capaci

–  –  –

dades endógenas, en los países socios para la cooperación, como el uso de transferencia de conocimientos y tecnologías.

Además, hay una serie de objetivos que marcan las actuaciones en este sector:

“Objetivo específico 1 (OE 1): contribuir a la creación y fortalecimiento de las capacidades políticas, institucionales y humanas para el desarrollo de actividades de investigación e innovación en los países prioritarios para la Cooperación Española.

Objetivo específico 2 (OE 2): fomentar la generación, difusión y transferencia de conocimientos y tecnologías para abordar problemas críticos del desarrollo humano, social y económico.

Objetivo específico (OE 3): fomentar un sistema de innovación que facilite la valorización de recursos, la mejora de los procesos productivos y el desarrollo de iniciativas emprendedoras, como soporte del desarrollo económico.

La cultura de innovación de los sectores empresariales es un aspecto clave para el desarrollo.

Objetivo específico 4 (OE 4): fomentar la participación de universidades e instituciones de investigación así como de personal investigador español en programas multilaterales y de organismos internacionales de los que España forma parte y a los que apoya financieramente.” La AECID cuenta actualmente con varios instrumentos que intentan apoyar y potenciar el crecimiento de las estructuras académicas e investigadoras de los países socios. Este fortalecimiento de las universidades y organismos públicos de investigación tienen un efecto directo sobre las capacidades endógenas de esos países para crear un sistema científico-técnico al servicio de sus objetivos de desarrollo.

En ese sentido, debemos atender tanto a la capacitación, formación y perfeccionamiento de personal docente e investigador, como al fortalecimiento institucional de los centros que deberán acoger a ese capital humano.

Como reconoce el mismo Plan Director, “la creación de capacidades para la investigación incluye el apoyo a la creación de infraestructuras, laboratorios, bibliotecas y equipamientos para la investigación. Igualmente, requiere si es demandado por los socios del concurso de las universidades y de los organismos públicos de investigación que, a través de programas de formación e investigación especializados, contribuirán al fortalecimiento de la capacidad investigadora y tecnológica de los países socios”.

Por otro lado, el Plan Director reconoce una serie de líneas estratégicas que deben regir las actuaciones en el

sector de Ciencia, tecnología e Innovación para el Desarrollo Humano y que, por tanto, marcan nuestra cooperación universitaria y científica:

“Capacidades institucionales: cooperación para el establecimiento de sistemas nacionales de I+D+i, incluyendo actividades de diagnóstico, y de elaboración de políticas, planes e instrumentos, así como la capacitación de especialistas en política científica y gestión de la investigación y la innovación.

Formación de capital humano: formación de profesionales de la investigación dentro de un esquema que suponga, además de la creación de capacidades humanas para la investigación, el fortalecimiento institucional en los países de origen de personas investigadoras formadas, mediante la cooperación entre las instituciones españolas y las de los otros países. Estas actuaciones deben estar estrechamente articuladas con las de fomento de la cooperación científica y universitaria. El fomento de su movilidad se inscribe en el marco del desarrollo de proyectos conjuntos de investigación, de capacitación y de valorización y transferencia de tecnología.

Apoyo a la investigación y desarrollo tecnológico: investigación y generación de conocimiento y de tecnología sobre problemas críticos para el desarrollo. Valorización y protección de saberes y tecnologías tradicionales.

Creación de infraestructuras científicas y tecnológicas: a través de proyectos bien incardinados en estrategias de desarrollo tecnológico nacionales y, preferentemente, apoyados en acuerdos con universidades y organismos públicos de investigación españoles.

Innovación empresarial: refuerzo de los sistemas nacionales de Innovación a través del apoyo a sus agencias y a las instituciones de apoyo y fomento de la innovación, la creación de fondos de financiación de la innovación y de Escuelas de Formación en innovación así como de Redes de Cooperación y de plataformas e iniciativas tecnológicas sectoriales.

Favorecer la integración de países en desarrollo en redes de cooperación tecnológica e innovación existentes como la Red existente en el ámbito Iberoamericano (Iberoeka) a través del apoyo a la creación de Plataformas Tecnológicas e iniciativas estratégicas sectoriales.

Acceso, transferencia y difusión de conocimientos y tecnologías, que tengan un impacto en el desarrollo humano sostenible del país, desde un enfoque Norte-Sur, pero también Sur-Sur.

Investigación y generación del conocimiento aplicado al desarrollo: investigación sobre temas y problemas asociados al desarrollo humano, social y económico. Estudios e investigaciones que sirvan de base para la elaboración de estrategias de cooperación o que sean necesarios para la ejecución de programas y proyectos de cooperación al desarrollo.

I Congreso “Investigación en Agricultura para el Desarrollo” //////// INVESTIGACIÓN EN AGRICULTURA PARA EL DESARROLLO Fomento de la participación de instituciones y profesionales de la investigación españoles en programas y organismos multilaterales orientados al desarrollo, con el propósito de mejorar la visibilidad, los compromisos y las actividades derivadas de la participación de España en los mismos.” Vamos a repasar los instrumentos con los que cuenta la AECID para analizar los cambios llevados a cabo en los últimos años y su adecuación a las líneas marcadas por el Plan Director de la Cooperación Española 2009-2012.

2.2 EL PROGRAMA DE COOPERACIÓN INTERUNIVERSITARIA E INVESTIGACIÓN

CIENTÍFICA (PCI) CON IBEROAMÉRICA, MEDITERRÁNEO, ÁFRICA SUBSAHARIANA Y ASÍA



Pages:     | 1 |   ...   | 2 | 3 || 5 | 6 |   ...   | 43 |


Similar works:

«Demystifying Farmer Field School Concepts Kevin D Gallagher 1, Arnoud R Braun 2 and Deborah Duveskog 3 This article responds to the recent paper on farmer field schools (FFS) by Dr. Kristin Davis in the Journal of International Agricultural and Extension Education, Volume 13, Number 1, page 91-97 which was subsequently noted in the ECAPAPA Newsletter Vol. 9 No. 06. The paper raises some interesting issues in agricultural extension, but tends to confuse some aspects of FFS such as notions of...»

«Demystifying Farmer Field School Concepts Kevin D Gallagher 1, Arnoud R Braun 2 and Deborah Duveskog 3 This article responds to the recent paper on farmer field schools (FFS) by Dr. Kristin Davis in the Journal of International Agricultural and Extension Education, Volume 13, Number 1, page 91-97 which was subsequently noted in the ECAPAPA Newsletter Vol. 9 No. 06. The paper raises some interesting issues in agricultural extension, but tends to confuse some aspects of FFS such as notions of...»

«CHAPTER TWO PEASANT PRODUCTION AND DIFFERENTIATION: THE SANYATI HINTERLAND (1939 – 1964) INTRODUCTION A cursory look at Sanyati communal lands in this period does not portray a distinctive pattern of rural differentiation nor does it give a hint that towards the end of the 1960s the state would institute irrigation agriculture in the area which, subsequently was to influence differentiation in its own significant way. There has been little attempt by historians to engage in active discourse...»

«PARTICIPATORY EXTENSION PROCESSES AS CATALYST FOR CHANGE IN SOCIAL DYNAMICS AMONG RURAL POOR Esbern Friis-Hansen, Deborah Duveskog, Edward W. Taylor To cite this version: Esbern Friis-Hansen, Deborah Duveskog, Edward W. Taylor. PARTICIPATORY EXTENSION PROCESSES AS CATALYST FOR CHANGE IN SOCIAL DYNAMICS AMONG RURAL POOR. Emilie COUDEL, Hubert DEVAUTOUR, Christophe-Toussaint SOULARD, Bernard HUBERT. ISDA 2010, Jun 2010, Montpellier, France. Cirad-Inra-SupAgro, 9 p., 2010. halHAL Id: hal-00522583...»

«Farmer Field Schools as a transformative learning space in the rural African setting Deborah Duveskog Faculty of Natural Resources and Agricultural Sciences Department of Urban and Rural Development Uppsala Doctoral Thesis Swedish University of Agricultural Sciences Uppsala 2013 Acta Universitatis agriculturae Sueciae 2013:47 Cover photo: A Farmer Field School group carrying out field analysis of their crops. (photo: D. Duveskog) ISSN 1652-6880 ISBN 978-91-576-7832-4 © 2013 Deborah Duveskog,...»

«Farmers’ Choice Evaluating an approach to agricultural technology adoption in Tanzania Edited by Helene Bie Lilleør and Ulrik Lund-Sørensen Practical Action Publishing Ltd The Schumacher Centre, Bourton on Dunsmore, Rugby, Warwickshire CV23 9QZ, UK www.practicalactionpublishing.org © Practical Action Publishing and Rockwool Foundation Research Unit, 2013 ISBN 978 1 85339 775 2 Paperback ISBN 978 1 85339 774 5 Hardback All rights reserved. No part of this publication may be reprinted or...»

«EDUCATIONAL POLICIES COMMITTEE MINUTES 12 January 2012 A meeting of the Educational Policies Committee was held on 12 January 2012 at 3 p.m. in Old Main 136 (Champ Hall Conference Room) Present: Larry Smith, Chair Ed Reeve, Curriculum Subcommittee Chair, Engineering Richard Mueller, Academic Standards Subcommittee Chair, Science Brian Warnick, College of Agriculture Nicholas Morrison, Caine College of the Arts (representing Cory Evans) Scott Bates, Emma Eccles Jones College of Education and...»

«Approaching The Standards Vol 2 Bass Clef Book CD With CD Not, you suspect this might be to stay almost to an information, from the best details consider during at sending of your importance himself talk a right easier someone with fulfilling time. Just a million backs are personal to be and, moving on when you happen this basis, also inbound upkeep can undertake needed. The is the crumbling image to Approaching the Standards, Vol 2: Bass Clef, Book & CD [With CD] pensions that you will reduce...»

«ETE Road Map According to Chapter IV and V of the “Conclusions of the Melk Process and Follow-Up” Item 7b Severe Accidents Related Issues Preliminary Monitoring Report Report to the Federal Ministry of Agriculture, Forestry, Environment and Water Management of Austria Vienna, August 2004 ETE Road Map According to Chapter IV and V of the “Conclusions of the Melk Process and Follow-Up” Item 7b Severe Accidents Related Issues Preliminary Monitoring Report Report to the Federal Ministry of...»

«BIBLIOGRAPHY A. PRIMARY SOURCES (i) Unpublished Alvord Emery D., “The Gospel of the Plow,” Unpublished, 1950. Gwerengwe J., Estate Manager, Sanyati Main Estate, File: 6.1 Management Meetings, “Minutes of the Meeting Held in the Sanyati Guest House on Saturday 25 February 1989 to Review the Cotton Picker Turn Out.” Ministry of Lands and Water Resources Headquarters, File: H/340 Advertisement of Farms, “Agricultural and Rural Development Authority: Irrigation Plots,” Harare: 1990....»

«MECHANISMS OF RESISTANCE TO Helicoverpa armigera (Hubner) IN PIGEONPEA [Cajanus cajan (L.) Millsp.] D. ANITHA KUMARI THESIS SUBMITTED TO THE ACHARYA N.G RANGA AGRICULTURAL UNIVERSITY COLLEGE OF AGRICULTURE, RAJENDRANAGAR IN PARTIAI FULFILLMENT OF THE REQUIREMENTS FOR THE AWARD OF THE DEGREE OF DOCTOR OF PHILOSOPHY IN THE FACULTY OF AGRICULTURE DEPARTMENT OF ENTOMOLOGY COLLEGE OF AGRICULTURE ACHARYA N.G. RANGA AGRICULTURAL UNIVERSITY RkTENDRANAGAR, HYDERABAD 500 030 January, 2005 CERTIFICATE...»





 
<<  HOME   |    CONTACTS
2016 www.abstract.xlibx.info - Free e-library - Abstract, dissertation, book

Materials of this site are available for review, all rights belong to their respective owners.
If you do not agree with the fact that your material is placed on this site, please, email us, we will within 1-2 business days delete him.